sábado, 14 de abril de 2018

DIMENSIONES

LA BIENAVENTURANZA DE LA PAZ

Por: Uriel Escobar Barrios, M.D. *


Cada cierto tiempo, la humanidad asiste al nacimiento de personajes que logran tener un impacto profundo en la psicología del individuo, no solo en los procesos sociales de su época, sino a lo largo de la historia de la especie humana. Antiguamente, a estas personas se les denominaba profetas, para referirse a que eran unos intermediarios entre el hombre y la Divinidad porque supuestamente habían tenido una experiencia personal con el Creador; y, claro está, Jesús de Nazareth es uno de los de mayor influencia en la cultura occidental. Según la tradición cristiana, Mateo, uno de sus discípulos más cercanos, relata uno de los episodios más importantes de la vida de su maestro: el sermón del monte.


Entre las 8 sentencias de esta prédica de Jesús –que se denominan las bienaventuranzas– hay una que se reviste de particular importancia: “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5:9). ¡Cuánta vigencia tienen estas palabras en el momento actual, y de qué manera podrían contribuir a un mundo más justo y solidario si se pusieran en práctica! Sin embargo, lo que se está viviendo es todo lo contrario: una zozobra permanente por los conflictos armados en diferentes lugares del planeta.

La terrible situación que están viviendo los habitantes de Siria –470.000 asesinatos y más de 5 millones de desplazados, en 7 años de guerra fratricida– es una macabra radiografía de la violencia que recorre al mundo.

En Colombia, el conflicto armado, que se incrementó a partir de 1948 con la lucha a muerte entre liberales y conservadores –enfrentamiento que aún no termina–, ha registrado aproximadamente 260.000 muertes y más de 7 millones de compatriotas desplazados de su sitio de origen.

El país tiene muchos problemas económicos y sociales que impiden su desarrollo; no obstante, la confrontación, la intolerancia, el odio y la no aceptación de la diferencia son elementos que sin duda deben priorizar los gobernantes. El mensaje de Jesús tiene plena vigencia y debemos aplicarlo en nuestra vida diaria, tanto los que son creyentes, como los que no creen en la divinidad de su figura y de su mensaje.

www.urielescobar.net / Twitter: @urielbarrios16  www.urielescobar.net / Twitter: @urielbarrios16

1 comentario:

  1. José octavio Arango Quintero14 de abril de 2018, 5:51

    Definitivamente el Doctor Uriel Escoba sobrepasa los limites del ser humano,como esa gran persona, ese gran profesional que con su trabajo le ha aportado tanto a este departamento merece siempre los mejores reconocimientos, que el el señor lo bendiga siempre Doctor Escobar

    ResponderEliminar